·El daño del suelo pélvico puede llegar a provocar prolapso, incontinencia urinaria, dolor pélvico y molestias en las relaciones sexuales.

·Podemos trabajar ejercicios para fortalecerlo

·Femintimate ofrece productos para ejercitar el suelo pélvico

El suelo pélvico durante o tras el parto siempre sufre algún tipo de traumatismo ya sea por el uso de forceps, por algún desgarro, por el peso del bebe o por la salida del bebe ha provocado un estiramiento de los músculos. Hemos de ser conscientes que durante el parto nuestro suelo pélvico se debilitará, por lo tanto hemos preocuparnos por fortalecerlo.

¿Cómo afecta el embarazo y postparto a tu suelo pélvico?

Si existe un acontecimiento clave en la vida de la mujer, es sin duda el embarazo. El embarazo y el postparto son etapas críticas para el cuidado del suelo pélvico, debido a las abundantes transformaciones que padece el cuerpo de la mujer.  Esta etapa, puede dejar secuelas, por lo que es de vital importancia controlar y vigilar el estado de estos músculos y tomar consciencia sobre tu suelo pélvico.

Embarazo: A lo largo del embarazo, los músculos de tu suelo pélvico, están sometidos a una mayor presión de forma constante.  Esto viene debido a un aumento de volumen y a la hormona “relaxin”, que se produce durante el embarazo. Esta hormona, relaja los tejidos del cuerpo para que se puedan ir expandiendo conforme crece el bebe y  a la vez permita al suelo pélvico estirarse durante el parto. Debido a esto, los ligamentos de la región perineal y abdominal se relajan más de lo común.  Como consecuencia de ello, el abdomen se relaja, a la vez que se disminuye la masa muscular de esta zona y como resultado, el periné corre el riesgo de debilitarse. Durante el postparto, la musculatura tiene que volver a recuperar su función previa, por lo tanto se ha de preparar lo suficiente.

Postparto: Cargar con un bebé durante 9 meses y luego dar a luz de forma natural debilita los músculos del suelo pélvico y los ligamentos. Los ligamentos y músculos soportan a la vejiga, intestinos, útero y matriz en la posición adecuada. Cuando se empuja durante mucho tiempo, en la segunda fase del parto, o si el bebé es de gran tamaño, también lesiona a todos estos órganos. Aunque no se tenga un parto vaginal natural, el suelo pélvico puede sufrir durante el parto debido al peso del bebé que recae sobre ellos, el útero, vejiga y parte inferior del intestino.

pregnant-1597889_960_720

 

¿Cual son los problemas más frecuentes durante el embarazo?

  • Debido a una debilitación del suelo pélvico, el último trimestre del embarazo y tras el parto, es posible que aparezcan escapes de orina (incontinencia urinaria) a la hora de toser, estornudar, reír…
  • Pueden surgir unas incontrolables ganas de orinar. En el momento que se visita con más frecuencia el aseo de lo que se hacía anteriormente, se debería ser consciente de que algo no funciona como antes.
  • Una debilitación del suelo pélvico, puede provocar un descenso de órganos como la vejiga, el útero o el recto, llamado prolapso. Esto consiste en un desplazamiento de los órganos pélvicos hacia abajo, empujando las paredes de la vagina o el recto. Esto puede ser muy peligroso, incluso puede provocar que parte de estos órganos puedan salir al exterior.
  • Molestias en las relaciones sexuales.

¿Cuándo se debe empezar a cuidar el suelo pélvico?

Ejercitar los músculos del suelo pélvico previamente al embarazo, puede prevenir todos los problemas dichos anteriormente y, además, deberían formar parte de las rutinas en los ejercicios. Lo ideal, sería empezar a fortalecer nuestro suelo pélvico antes o durante el embarazo ya que la debilitación del suelo pélvico puede ser debida a una previa falta de tonicidad. Si no ha sido trabajado anteriormente, se tendrá que hacer un mayor trabajo para la recuperación de tu suelo pélvico.

Ejercitar el suelo previamente o durante el embarazo notarás una mejora de tu musculatura pélvica y por lo que se podrá soportar mejor el aumento de peso que provoca el embarazo, disminuir las posibilidades de sufrir desgarros y beneficiar la regeneración de la zona perineal.

Soluciones

El producto PELVIX, producto diseñado para la rehabilitación y el fortalecimiento del suelo pélvico que surge como una alternativa a las bolas chinas tradicionales. Pelvix combina un producto de diseño cuidado con una terapia de tratamiento que ayuda prevenir y solucionar problemas ocasionados por un suelo pélvico débil o dañado. Su peso máximo es de 64 gramos.

Para seguir fortaleciendo el suelo pélvico, continuamos con las bolas Kegel, con un peso de 84 gramos. Una vez tu suelo pélvico se vaya fortaleciendo y el PELVIX se nos quede corto, pasaremos a las bolas Kegel.

Pelvix

Kegel Balls