Permite ejercitarse y dilatar progresivamente el conducto vaginal. Permite al mismo tiempo a través de pequeños ejercicios diarios perder el miedo a la penetración. Está compuesto de tres elementos con una forma perfectamente ergonómica y tamaños distintos para resolver paliativamente este trastorno con efectos nefastos sobre la sexualidad y la salud psicológica en general.

Se recomienda utilizar lubricante a base de agua para facilitar el ejercicio y al mismo tiempo hidratar y lubricar la mucosa vaginal.